Problemas respiratorios por amianto: Asbestosis

Problemas respiratorios por amianto: Asbestosis

El amianto, o asbesto, está compuesto por silicatos fibrosos que se utilizan en distintos procesos industriales y para la elaboración de diferentes productos de uso doméstico y ambiental. Es una sustancia peligrosa, que provoca varias enfermedades, entre ellas la asbestosis.

En España su uso más común ha sido en la industria de la construcción del fibrocemento de amianto, denomina también uralita.

Te contaremos en este artículo por qué el amianto es peligroso para la salud y cómo es que puede causar asbestosis y cuáles son sus consecuencias.

¿Por qué es peligroso el amianto?

¿Por qué es peligroso el amianto?

La inhalación de las fibras de amianto causa distintos tipos de enfermedades peligrosas.

El amianto se encuentra en las fibras presentes en las placas de fibrocemento que hay en los edificios y en las cubiertas de naves.

Estas fibras debido a que son de pequeño tamaño, y de forma alargada, junto a que tienen características aerodinámicas, pueden permanecer en el aire suficiente tiempo como para significar un riesgo respiratorio grave.

Asimismo, también pueden adherirse a la piel y a la ropa, y después desprenderse representando un potencial riesgo de inhalación.

Cabe destacar que si el contacto con el amianto, o uralita, es breve y reducido el riesgo para la salud es poco significativo. Pero cuando existe un contacto frecuente, se corre el riesgo de respirar sus fibras y con ello se incrementa el potencial daño que puede causar a la salud.

Para los trabajos de mantenimiento y derribos los trabajadores deben utilizar una protección adecuada, por lo cual al retirar tejados de uralita, es importante contratar a profesionales, que hagan una gestión de residuos de forma meticulosa y cuidada.

Su síntoma más común es una dificultad para respirar que se agrava a medida que la enfermedad progresa.

Otro síntoma común es la tos seca y una sensación de tirantez en el pecho.

Entre las enfermedades que puede provocar el amianto, que son tres, la asbestosis es muy grave y perjudicial para la salud.

Amianto: Prohibido desde 2001

Amianto: Prohibido desde 2001

En España el uso del amianto fue prohibido en el año 2001, aunque algunas de sus variantes fueron prohibidas antes, como el amianto azul en el año 1984 y el amianto marrón en el año 1993.

No obstante, aún queda mucho amianto en construcciones que se realizaron antes de la prohibición, por lo cual se recomienda llamar a profesionales para retirar tejados de amianto y otras partes de las edificaciones que incorporen este material.

Estas empresas pueden realizar la retirada de amianto de forma segura y libre de restos de contaminaciones.

Enfermedades respiratorias relacionadas con el amianto: Asbestosis

Enfermedades respiratorias relacionadas con el amianto: Asbestosis

Como dijimos antes, la inhalación de amianto puede provocar distintas enfermedades como cáncer de pulmón, mesotelioma y asbestosis.

Asbestosis

Esta enfermedad se define como una fibrosis intersticial pulmonar que se produce por la exposición al polvo de amianto, y que afecta al parénquima y a la pleura visceral y parietal.

Clínicamente no se puede distinguir de otros tipos de fibrosis pulmonares.

Sus signos y síntomas normalmente son disnea, y tos seca, crepitantes inspiratorias en los campos medios y bases pulmonares, y acropaquia.

Además, es posible que se produzcan alteraciones de la difusión alveolo-capilar y un patrón restrictivo que se asocia comúnmente con una obstrucción.

El deterioro de la capacidad de difusión pulmonar es el signo más precoz en estos casos. Esta alteración puede continuar incluso después de haber cesado la exposición al amianto.

Sin embargo, los efectos más notorios no suelen aparecer hasta unos 10 o incluso 40 años después de la exposición inicial. Y la gravedad de los síntomas puede variar según cada caso.

Complicaciones

Una de las complicaciones que puede surgir si tienes asbestosis es la de que desarrolles cáncer de pulmón, sobre todo si eres fumador, o si has fumado en el pasado.

En algunos pocos casos puede aparecer un mesotelioma maligno, el cual es un cáncer en el tejido alrededor del pulmón, que puede aparecer incluso muchos años después de la exposición al asbesto.

Prevención

La principal recomendación de prevención es reducir o eliminar de ser posible la exposición al asbesto o uralita. Y si debes trabajar en labores que impliquen la exposición a estos materiales tienes que tomar todas las medidas que la ley marca.

En el caso de las construcciones que tienen, por ejemplo, cañerías o baldosas que contienen asbesto, mientras éste este inalterado o encerrado no debería haber problema.

No obstante, si se produce algún daño en estos elementos existe el peligro de que las fibras se liberen y provoquen riesgos para la salud.

Tratamiento de la asbestosis

No existe ningún tratamiento capaz de revertir los efectos del amianto en los alvéolos. El tratamiento que se sigue busca ralentizar la progresión de dicha enfermedad y aliviar los síntomas, así como prevenir otras complicaciones.

Será necesario realizar un seguimiento rutinario, a intervalos regulares para ir evaluando la evaluación y la gravedad de la afección.

Cuándo consultar al médico

Si te has expuesto al amianto o uralita y te cuesta respirar deberías consultar con un médico de inmediato, para evaluar la posibilidad de que tengas asbestosis.

 

Si te gustó este artículo, también te va a interesar:

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!