Gasometría arterial

La prueba de Gasometría Arterial mide la cantidad de oxígeno y dióxido de carbono que hay presente en la sangre. Además, determina la acidez (pH) de la sangre.

¿Cómo se realiza este examen?

Generalmente, se toma sangre de una arteria: de la arteria radial en la muñeca, de la arteria braquial en el brazo o de la arteria femoral en la ingle. El procedimiento conocido como arteria radial gasometría es uno de los más comunes debido a su accesibilidad y la facilidad para controlar cualquier complicación que pudiera surgir.

La metodología consiste en introducir una aguja pequeña a través de la piel hasta la arteria. Es posible, si tú lo deseas, que se te aplique una anestesia en el sitio de donde se extraerá la sangre antes de comenzar el examen. Puedes sentir un breve calambre o una sensación pulsátil en el sitio donde se realice la extracción.

Una vez realizada la extracción, se aplicará presión sobre el sitio para detener el sangrado. Es importante que el médico se asegure de que no hay problemas de circulación o de sangrado.

Luego se enviará la muestra a un laboratorio para obtener resultados precisos.

¿Cómo te debes preparar para este examen?

En general no existe una preparación especial para este examen; sin embargo, si estás recibiendo oxigenoterapia, la concentración de oxígeno debe ser constante 20 minutos previos al examen.

Valores anormales: ¿Qué significan?

Cuando los resultados presentan valores anormales puede deberse a enfermedades renales, pulmonares o metabólicas. Además, las lesiones en el cuello y cabeza pueden afectar la respiración, lo que llevará a resultados anormales.

Riesgos al realizar una arteria radial gasometría

En general existen muy pocos riesgos si se realiza correctamente. Algunos riesgos asociados pueden ser:

  • Contusión en la zona de punción de la arteria radial.
  • Problemas de flujo de sangre en la arteria.
  • Mareos o desmayo.
  • Hematoma (se produce cuando se acumula sangre debajo de la piel).
  • Demora en el sangrado.
  • Infección.

En caso de observarse hematomas, hormigueo, entumecimiento, sangrado o cambios en el color de la piel donde se realizó la punción de la arteria radial gasometría, se debe informar al médico.

 

Si te ha sido de utilidad y te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales favoritas para hacerlo llegar a más personas... ¡Muchas gracias! 😉

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!