El asma bronquial y su relación psicológica

El asma bronquial y su relación psicológica

Existen experimentos que establecen una relación directa entre el asma y ciertos factores psicológicos. Si bien la enfermedad se define como una deficiencia respiratoria que dificulta la expulsión del aire, muchos de los episodios son consecuencia de estímulos emocionales.

En ocasiones, los episodios asmáticos son confundidos con ataques de pánico, por lo que conviene acudir a especialistas que determinen el origen exacto de la sintomatología y qué tipo de ayuda se necesita, si la que se ofrece en sitios como psicologoeduardoschilling.cl o la de un neumonólogo.

¿Qué es el asma bronquial?

Qué es el asma bronquial

Hablamos de la enfermedad de carácter crónico que compromete el óptimo funcionamiento del sistema respiratorio. Por lo general, cursa con ataques intermitentes donde el paciente presenta complicaciones para expulsar el aire.

La incidencia de la enfermedad es doble durante la infancia; asimismo, en la mayoría de los casos, suele desarrollarse en el núcleo de familias de poder adquisitivo medio-alto y niños con predisposición genética de patologías de tipo alérgicas.

Una vez que el paciente entra en contacto con el alérgeno que desencadena el episodio, los bronquios se estrechan y presentan un incremento sustancial de la producción de mucosa, dos factores que, en conjunto, detonan la tos que se acompaña de sibilancias y disnea.

¿Hasta qué punto el asma bronquial se relaciona con la psicología?

El estudio realizado por Jeff Long deja en evidencia que muchas crisis asmáticas son la respuesta directa a estímulos emocionales.

Durante el ensayo, los niños fueron expuestos a elevadas concentraciones de polvo y no presentaron episodios de asma, a diferencia de lo que sucede en su entorno familiar.

Por otra parte, se han visto casos en los que los niños experimentan una importante mejoría cuando son separados de su familia durante la hospitalización, así como la reincidencia de los episodios, e incluso su cronicidad, después de regresar a casa.

La terapia psicológica como solución al asma bronquial

La terapia psicológica como solución al asma bronquial

De acuerdo al estudio conjunto realizado entre el Departamento de Psiquiatría y Clínica Pediátrica de la Universidad de Roma, la dinámica familiar tiene mucho que ver en el desarrollo e intensificación de los episodios asmáticos en niños.

La incidencia de factores como la ausencia de fronteras generacionales bien definidas, sobreprotección, falta de comunicación, resistencia a los cambios e incapacidad para lidiar con los conflictos, hace que resulte conveniente realizar terapia familiar.

Bajo la orientación del especialista, es más sencillo esclarecer y revertir las situaciones que desencadenan los estados de ansiedad en el menor que se convierten en estímulos para la aparición de los cuadros asmáticos.

Desde el punto de vista psicológico, el asma bronquial es una forma de expresar los miedos y angustias durante la infancia.

Estos temores corresponden en su mayoría, a cambios drásticos en su entorno como, por ejemplo, la ruptura del hogar o la separación de alguna de sus figuras de protección.

Relación entre el asma bronquial y el estrés

Relación entre el asma bronquial y el estrés

El asma es una enfermedad física desencadenada por la acción de irritantes respiratorios; sin embargo, el proceso involucra de igual manera a los sistemas inmunitarios, endocrino y nervioso.

En este sentido, el estrés intensifica los síntomas de los pacientes asmáticos. De ello se entiende la posibilidad de disminuir la frecuencia de los episodios y/o su cronicidad, a través del control de las situaciones estresantes o que generan angustia.

Además de aprender a diferenciar la sintomatología del asma con ataques de pánico, es necesario entender que los pacientes asmáticos requieren de un tratamiento respiratorio establecido por un especialista para el adecuado control de la enfermedad.

 

IMPORTANTE: Por favor, no tomes esta información como un sustituto o reemplazo del consejo o tratamiento médico. Es meramente educativa. Ante cualquier duda sobre tu salud consulta con profesionales cualificados.

 

Si te ha sido de utilidad y te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales favoritas para hacerlo llegar a más personas... ¡Muchas gracias! 😉

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!