Hematosis

La hematosis es el proceso mediante el cual el oxígeno del aire que ha sido inspirado pasa a la sangre y se intercambia con el dióxido de carbono, el que es expulsado de la sangre a los alveolos para ser, luego, expulsado con la espiración hacia el exterior.

La hematosis cumple y se rige por la ley de los gases, debido a que la difusión se produce desde un lugar mayor a otro de menor concentración.

El proceso de hematosis se produce en dos niveles: a nivel de los alveolos, entendida como respiración externa, y a nivel de las células de los tejidos (respiración externa o celular).

Luego el proceso sigue de la siguiente manera: el aire que ha sido inspirado, el cual es rico en oxígeno, a traviesa por difusión simple la (finísima) membrana alveolocapilar y llega, de este modo, a la sangre. El pasaje de oxígeno desde los alveolos a los capilares arteriales es beneficiado por la presencia de hemoglobina, que se halla en los glóbulos rojos.

Es así que cuando la sangre abandona los pulmones transporta el 97% de oxígeno en forma de oxihemoglobina, quedando un 3% disuelto en el plasma. Una molécula de oxígeno se una a cuatro de hemoglobina de forma irreversible.

El dióxido de carbono proveniente de los desechos celulares es volcado a la sangre. Que tiene menos concentración, y captado por los glóbulos rojos. Una parte se transforma en ácido carbónico, que es ionizado rápidamente formando bicarbonato y protones. El resto es llevado hacia los pulmones en manera de carbohemoglobina.

Finalmente, la sangre que llega a los pulmones tiene más concentración de dióxido de carbono que la existente en el aire inspirado, motivo por el cual pasa a los alvéolos y es eliminado por el organismo con la respiración.

 

Si te ha sido de utilidad y te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales favoritas para hacerlo llegar a más personas... ¡Muchas gracias! 😉

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!